PRENSA


“Una desgarradora visión. Mística del expresionismo. Quizás rozando la quimera macabra de Defuffet. Pero con otro sentido. Este quitar la piel, nos da otro tiempo sumido entre raros y extraños rituales pictóricos…”
Analía Sandleris: Encuentro ansioso del Expresionismo.
Fragmento del texto de Eduardo Vernazza publicado en el diario El Día, el 17 de diciembre de 1983.

“Estos paneles con dibujos y textos son falsos trabajos infantiles… la simulación tiene doble filo: dentro de su formulación engañosamente pueril, descubre la intención de la mano adulta, delatada por algún furtivo chispazo de humor en los textos, algún virtuosismo formal en la composición gráfica, algunos esmeros notables en la resolución del collage. Ese doblez no interfiere en el encanto que emana de las obras, pero les confiere un sesgo didáctico referido a las capacidad reproductora de la mujer, al atuendo de Adán y Eva, a las relaciones con el prójimo, a la hermosura de un ecosistema que merece una obstinada defensa, al lugar que le corresponde a los sentimientos y los compromisos morales en este mundo…”
Fragmento del texto de Jorge Abbondanza citado en el diario La República, 26 de agosto de 1996.

“…Las obras son la crónica ilustrada de mi presencia en este mundo. Pero no como anécdota, sino como invitación a un universo de percepciones de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que generamos en los demás.”
Extracto de entrevista de Mailing Carro Amorío, publicado en el diario La Mañana, el 7 de setiembre de 1996.

“…Analía Sandleris reúne elementos del expresionismo abstracto y del informalismo y los utiliza de manera personal. La gestualidad y el trazo rápido quedan plasmados en papeles y en telas. El mundo connotado en sus obras es dramático…”
Fragmento del artículo de Alicia Haber, “La pintura que evoca pérdidas y desencantos”, publicado en El País, el 11 de agosto de 2005.

“…Todo se desgrana o desgarra en fragmentos, se rasga en pequeñeces significantes: aquí una palabra suelta que se deja leer a medias, allí una instantánea de familia en una tarde de playa de 1947. El pasado se recompone sobre el plano, intuitivamente recorte a recorte, hasta que un nuevo orden de sentidos emerge como un estado del alma y el ejercicio íntimo de la exhumación ofrece sus frutos amarillentos."
Fragmento del artículo “Modelo para armar” de Pablo Thiago Rocca publicado en el semanario Brecha.

"Ni los desafíos del gran formato, ni la flexibilidad de sus transiciones a pequeña escala, ni el despliegue de su contundencia gestual, ni la composición pautada por registros rítmicos simultáneos capaces de evocar modelos musicales barrocos como el del contrapunto —en líneas, formas, color y tono—, ninguno de estos rotundos rangos constructivos puede diluir o desdibujar la atmósfera numinosa, con pulsaciones de irrealidad fantasmal diría, creada por las obras de Analía Sandleris. Tal vez la impenitente migración/transmutación de legados, el receptivo afán de asimilar/transformar lo heredado y sus formas de perdurar, perderse y/o romperse, sean asuntos que informan la acechante contemporaneidad visual de esta muestra."
Tatiana Oroño (27/10/11).

“…La obra de Sandleris no reconstruye grandes acontecimientos, no afirma grandilocuentes hallazgos, sino que fabula en base a pequeños acontecimientos vitales algo que podría caracterizarse como un impresionismo familia…Se trata de una obra realizada a partir de un sutil modo de tejer el contenido afectivo de los diversos materiales, con los encantadores resultados formales que sus combinaciones producen, sin estridencias, y desde lo íntimo de la mirada de quien construye cuidadosamente un álbum familiar. Sutileza básicamente femenina?”
Fragmento del artículo “Aquellas pequeñas cosas” de Inés Moreno publicado el 16 de abril de 2008 en la diaria.

“…Molinete de Jimena Ayestarán y Analía Sandleris, arquitecta la primera, artista visual la segunda, ambas frecuentan la Escuela Municipal de jardinería y se ocupan de paisajismo, interés que se concreta en la materia prima de la pieza: las plantas. …Molinete hace hincapié en las raíces populares del baile, su poder aglutinante y la falta de raíces del clavel, su ausencia de enlace, el milimetrismo de los pasos de la danza y la aleatoriedad de las fluctuaciones de las plantas…”
Fragmento de Periconiada, artículo de Riccardo Boglione publicado en la diaria, el 22 de mayo de 2012.